UNA PASIÓN EN COMÚN

El Whisky.

Origen

El inicio de este proyecto fue un tanto especial: en una comida de amigos del jueves de feria de abril de Sevilla del año 2013 comenzó nuestra historia…

Nuestra Historia

Resulta que nuestro bisabuelo Juan Manuel Urquijo, en su finca de Sevilla donde criaba los toros de lidia de la ganadería “Urquijo”, y donde vivió largas temporadas, quiso también tener su propia bodega de vinos generosos de Jerez para disfrute de amigos, empleados, y familia. Para ello, adquirió una partida de medias botas entre vinos finos, y olorosos en El Puerto de Santa María en 1940 que mantuvo activas con sus sacas y trasiegos durante muchos años, embotellando según iba necesitando en su día a día, y usando como marca el nombre de la finca donde se criaban sus toros de lidia: “Fino Juan Gomez”, y “Oloroso Juan Gomez”.

Juan Gomez fue una finca de referencia durante muchos años. Una gran extensión de tierra de uso ganadero y agrícola situado en la linde entre las marismas de los Palacios y Villafranca, y las campiñas de Utrera al sur de la provincia de Sevilla, con un cortijo importante en el que tenían cabida muchos tipos de dependencias y actividades, desde viviendas para trabajadores y familia, casa del mayoral de la ganadería, casa del administrador, del casero, Herrería, guarnicionería, panadería, pollería, carpintería, colegio, y la bodega de vinos generosos…

A la muerte de nuestro bisabuelo, el cortijo de Juan Gomez se dividió entre sus herederos y hoy en día tiene otros propietarios distintos, pero esas medias botas de roble español en las que criaba con ilusión su “oloroso Juan Gomez” fueron conservadas y mantenidas por uno de nuestros socios familiares de Urquijo Premium, hasta el jueves de feria de Sevilla del año 2013. Ese día, en una caseta de la calle Joselito el Gallo, en una comida de familiares y amigos comentábamos y debatíamos sobre que futuro darle a las botas de oloroso de nuestro bisabuelo, y dejándonos llevar por el ambiente de la feria, alguna que otra copita de oloroso, el duende flamenco, y en gran medida por uno de nuestros amigos experto en el mundo del whisky, decidimos poner en marcha este proyecto (en cuanto terminara la feria…).

Así lo hicimos, y esa misma primavera adquirimos nuestro Urquijo Malt Whisky en Escocia una reconocida destilería de los Highlands en la que permaneció sus primeros tres años madurando en barricas de roble americano hasta mediado el año 2016.

En esa fecha nos trajimos el Whisky al marco de Jerez a El Puerto de Santa María, a la bodega MC3 de las salinas, donde hicimos sobre la marcha el trasiego a nuestras medias botas de roble español de oloroso, en las que ha reposado hasta ser embotellado allí mismo en noviembre de 2023.

(Interesante comentar que según normativa del gobierno de Su Graciosa Majestad, cuando un whisky escoces sale físicamente de su espacio, aunque se haga a través de un exportador autorizado como es nuestro caso, deja de “madurar”, sea cual sea la barrica en la que se aloje, y a partir de ese momento solo es “almacenado”).

Pues bien, nuestro whisky ha madurado (perdón, almacenado) siete años más en barriles ensolerados con vino oloroso de Jerez, en el Puerto de Santa María, hasta alcanzar una calidad excepcional, y ser embotellado por vez primera el 15 de Noviembre de 2023.

Nuestra bodega tiene unas características únicas, que junto a la madera de roble español con la que fueron fabricadas nuestras botas, y el alma que fueron dejando los vinos olorosos que reposaron en ellas durante muchos años, son en gran medida los responsables de haber conseguido unos matices singulares.

La bodega está situada a una cota inferior al nivel del mar de la bahía de Cadiz, en terrenos ganados al mar y a las antiguas marismas que formaban parte del “golfo Tartessico, o Lacus Ligustinus”, donde los fenicios hace más de 3.000 años moldearon la tierra y los humedales para crear las salinas y los esteros, que hoy forman parte de los espacios protegidos del Parque Natural Bahía de Cádiz en El Puerto de Santa María.

La singularidad de la ubicación de la bodega bajo la cota cero, su entorno donde conviven hoy en día especies de flora y fauna en peligro de extinción, sus humedales salinos con precipitaciones moderadas, la alternancia del viento cálido de levante con el viento húmedo y fresco de poniente, y las reducidas oscilaciones térmicas estacionales de este microclima tan especial, han creado las condiciones idóneas para que nuestras medias botas de roble español y el oloroso Sherry que contuvieron durante muchos años, hayan conseguido llevar a nuestro whisky a una maduración óptima donde destacan su riqueza de matices y un carácter suave y prolongado.